Presidenta del Senado llama a armonizar legislación para sancionar violencia política de género  

• Anuncia la senadora Mónica Fernández Balboa que no buscará la reelección; la eternización en los cargos no abona a la democracia, afirma.

 

La presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, hizo un llamado a las y los legisladores de los estados para concretar la armonización legislativa y poder así tipificar y sancionar la violencia política en razón de género a nivel federal. “Es muy importante que entre todas y todos cuidemos el derecho de las mujeres a tener derecho”, puntualizó.
 
Informó que 24 congresos ya avanzaron en este tema, por lo que insistió a los estados restantes a agilizar el trámite legislativo. Apuntó que lo ideal es que hubiera estado un año antes de los procesos electorales del próximo año para aplicarla a nivel local.
 
La senadora recordó que para hacer realidad la igualdad y paridad de género, así como erradicar la violencia de este tipo, se modificó la Constitución y se hicieron más de 50 reformas a un buen número de ordenamientos legales en la materia, por lo que lo único que falta es que se armonice y homologue a nivel local.
 
En declaraciones a medios de comunicación, la senadora Fernández Balboa informó por otro lado, que no buscará la reelección de la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, pues, detalló, se trata de una decisión basada en la congruencia. “No se abona a la democracia cuando queremos eternizarnos en los puestos”, apuntó.
 
Indicó que, cuando buscó la presidencia, lo hizo con el objetivo de reestablecer la dignidad y el trabajo serio de la Mesa Directiva y subrayó que la decisión de no continuar al frente de dicho órgano fue tomada por una convicción política personal.
 
La senadora consideró que no habrá divisiones dentro de la fracción parlamentaria en la elección de quien dirigirá los trabajos de la Mesa Directiva. “Debemos tener la madurez política para poder ir todos juntos”, puntualizó.
 
Aseguró que el Senado sólo puede funcionar si todos caminan con un objetivo claro, que es trabajar por México. Si empezamos por mezquindades e intereses particulares, y dejamos de lado este objetivo, esto no puede funcionar, indicó.
 
Dijo que estar al frente de la Mesa Directiva le ha dejado un gran aprendizaje, pues dirigir una institución como esta requiere de la capacidad para actuar con imparcialidad, equilibrio y mano firme. Además, agregó, aprendió sobre cómo construir consensos para superar los retos del país y transitar a través de las diferencias entre las diversas fuerzas políticas.
 
Fernández Balboa reconoció el trabajo de todas las áreas del Senado para que funcione de manera correcta y reconoció el respeto recibido por parte de la Junta de Coordinación Política, presidida por el senador Ricardo Monreal Ávila, así como de los coordinadores de todos los Grupos Parlamentarios, quienes nunca presionaron el trabajo del órgano que preside.
 
Recordó que le tocó diseñar, organizar e implementar todo un sistema para poder tener la primera reunión a distancia en la historia del Congreso de la Unión, sin embargo, señaló, aún existen limitaciones para realizar el trabajo legislativo, pues la Constitución establece que las votaciones deben ser presenciales.
 
Para esto, recordó que está promoviendo un paquete de reformas para poder implementar las sesiones a distancia el todo el Congreso. Detalló que será una gran reforma, pues cambiaría el sistema legislativo, permitiendo que se pueda sesionar virtualmente en caso de una emergencia como la que atravesamos en este momento.

Ante a la pandemia, urge corregir fallas estructurales que propician la desigualdad: MFB

  • En XXIII Reunión Extraordinaria del FOPREL, presidenta pro-tempore llama a evitar que se profundicen “fenómenos perniciosos” contra la mujer.
  • Imperativo, que las medidas adoptadas para atender la emergencia no sean pretexto para restringir derechos fundamentales, resuelve el organismo.

 

La presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, afirmó que para construir un mundo más humano, incluyente y con más oportunidades para todas y todos después de la pandemia, se quieren mejores leyes, normas e instituciones que corrijan las fallas estructurales que propician la desigualdad social.

En la XXIII Reunión Extraordinaria de Presidentes y Presidentas de Poderes Legislativos Centroamérica, la Cuenca del Caribe y México (FOPREL), la senadora consideró que el rol de los parlamentos es fundamental para reducir los impactos del Covid-19, atender sus secuelas de forma articulada y con especial atención de los grupos más vulnerables.

La presidenta pro-tempore del FOPREL advirtió que indígenas, migrantes, refugiados, adultos mayores, personas en situación de pobreza, mujeres y niñas serán de los sectores más afectados por la contingencia.

El género, alertó, es tierra fértil para las desigualdades, pues las mujeres, que representan la mitad de la población enfrentan grandes desventajas y mayores obstáculos para su desarrollo.

Así, en la primera reunión virtual del Foro, Fernández Balboa invitó a los legisladores a combatir, desde los parlamentos nacionales, “fenómenos perniciosos como la discriminación, el acoso laboral, el hostigamiento sexual, la violencia psicológica, patrimonial y económica en contra de las mujeres y a garantizar sus derechos.


Aseveró que ya no se podrá regresar a la normalidad previa a la emergencia. Nuestros países han enfrentado históricamente grandes desafíos, pero nunca se había tenido un escenario tan demandante y problemático: lamentablemente con pérdidas humanas, economías detenidas y “terribles consecuencias sociales”.

Mónica Fernández Balboa dijo que la pandemia obliga a reflexionar sobre los aspectos claves para rediseñar los sistemas sociales, políticos, económicos y culturales para dar respuesta a futuras crisis.

Por ello, refirió, los presidentes y presidentas de los poderes legislativos que integran FOPREL elaboraron los lineamientos para la implementación de una agenda regional de prevención y respuesta a los impactos adversos derivados del Covid-19 y otros eventos epidemiológicos. Se trata, agregó, de una agenda integral, incluyente e innovadora, una hoja de ruta clara con acciones fundamentales.

Santiago Rivas Lecaír, secretario ejecutivo del FOPREL, explicó que para la elaboración de este documento se analizó la brecha y vacíos legislativos que restringieron la capacidad de respuesta ante la contingencia. Además, se identificaron los principales ámbitos afectados, para lo cual se tomaron como referencia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 


 
En este sentido, dio lectura a la resolución sobre las acciones de este organismo frente al Covid-19 y sus impactos adversos. Así, los parlamentarios se comprometieron a promover el oportuno abastecimiento de las pruebas, vacunas y tratamientos contra la enfermedad y a que su provisión sea de acceso universal, gratuito y oportuno.

Acordaron dar prioridad a temas de salud y gestión de riesgo, seguridad alimentaria, producción sostenible y agroecológica, derecho humano al agua potable, violencia contra la niñez y adolescencia, educación a distancia, migración y gobernanza, ciber delitos, violencia contra la mujer, micro, pequeña y mediana empresa, comercio y finanzas.

Además, consideraron imperativo que las medidas adoptadas frente a la emergencia sean legales, proporcionales, temporales, sujetas a control parlamentario, y que no se utilicen como pretexto para comprometer y restringir el ejercicio de los derechos fundamentales.

En la XXIII Reunión Extraordinaria del FOPREL también se abordaron diversos temas relacionados con la atención de la pandemia, a cargo de Dante Mossi, presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica, y Marcelo Pisani, director Regional de Organización Internacional para la Migraciones (OIM) para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe.

Además, participaron Patricia Palma de Fulladolsa, directora del Programa de Sistemas de Información para la Resiliencia en Seguridad Alimentaria y Nutricional; Victoria Ward, directora regional de Save the Children; Mateo Lucchetti, director del Programa del Consejo de Europa sobre CIBERDELITO; y Giovanni Bassu Representante de ACNUR para Centroamérica y Cuba.

 


El presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, indicó que el mundo enfrenta una crisis que no se había vivido desde hace 100 años, por ello, este tipo de foros, son necesarios para tomar lecciones de otras naciones que se ha hecho bien y que se ha hecho mal.

Marcelo Pisani, director regional de Organización Internacional para la Migraciones (OIM) para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, subrayó que trabajan con diversos países para garantizar que los migrantes, regulares e irregulares se incluyan en los esfuerzos para mitigar el impacto de la pandemia.