¿A quién beneficia la Ley de Amnistía en México?

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print
Share on whatsapp
  • Texto publicado por la senadora Mónica Fernández Balboa en el periódico Publímetro.

 

La Ley de Amnistía que acabamos de aprobar en el Senado de la República se trata de un acto de justicia para quienes han tenido que enfrentar un proceso penal por haber sido acusados de delitos no graves del orden federal. En esta circunstancia se encuentran alrededor de 2,600 personas en reclusorios de todo el país.

La nueva ley permitirá liberar a indígenas, jóvenes y mujeres que se han visto involucradas en supuestos hechos ilícitos, pero que a muchos de ellos se les violaron sus derechos humanos en el pasado y se cometieron abusos en su contra, padecieron procesos irregulares al no respetarse el debido proceso o peor aun que por sus condiciones socioeconómicas no tuvieron acceso a una adecuada justicia.

Es un paso de gran trascendencia que por primera vez se da en nuestro país. Sin embargo, apenas también es un primer avance de la justicia que es indispensable profundizar, ya que esa legislación aplica únicamente a personas privadas de su libertad en el orden federal. Lamentablemente, en esa situación también se encuentran muchos más en las diversas entidades del país.

Por eso, esperamos que a nivel local, en cada estado, se promuevan leyes similares que permitan que miles de personas, muchas de ellas inocentes o presas por delitos menores, puedan recuperar su libertad. Esa es la verdadera esencia del Estado democrático al que aspiramos. El acceso a una auténtica justicia, en la que se aplique la Ley de manera pareja para todos.

Se trata de construir una sociedad en la que las condiciones sociales, económicas, de género, origen étnico o incluso de ideología política no sean más un pretexto para que desde el Estado se cometan injusticias atroces en contra de inocentes o de quienes cometieron algún error en su vida y a quienes se les ha castigado de manera desproporcionada. La Ley de Amnistía que beneficiará a esos 2,600 mexicanos y mexicanas debe replicarse en toda la nación para favorecer muchos miles más que se encuentran injustamente en prisión.

Lee este columna en Publímetro AQUÍ.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario