Es momento de que el Estado recupere la estrategia energética del país

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print
Share on whatsapp

La iniciativa presidencial para reformar los artículos 25, 27 y 28 constitucionales es necesaria y adecuada para fortalecer la seguridad energética de México.

 

La Comisión Federal de Electricidad fue creada por el Presidente Lázaro Cárdenas para llevar energía a todos los mexicanos y promover el desarrollo nacional.

 

Sin duda, a lo largo de casi 75 años la CFE ha sido determinante para ese propósito y garantizar la seguridad energética del país. Por eso, el Presidente López Mateos en 1960 instruyó la nacionalización de la industria eléctrica que consistió en la recuperación de ese sector a través del Estado mexicano. Así se construyó un sistema robusto que permitió dotar de electricidad a casi a la población, a la industria y al comercio nacional.

Sin embargo, desde hace 25 años se impulsó una política privatizadora con la cual de manera indebida e incluso inconstitucional se permitió la participación privada en la generación mediante contratos leoninos con los que la CFE tenía que comprar electricidad a particulares, sobre todo extranjeros.

Hace ocho años en 2013, el gobierno neoliberal terminó de darle la puntilla a la Comisión Federal de Electricidad. Para ello, inventó de manera artificial un supuesto mercado eléctrico que dejó al organismo en graves condiciones de desventaja.

Entre otras acciones, le quitaron a la CFE el control del despacho eléctrico que operaba con criterios técnicos para que lo hiciera solo con valores económicos, de igual forma desmembraron a la Comisión en diversas empresas subsidiarias y filiales que derivaron en un caos administrativo, financiero y operativo.

Ahora es momento de que el Estado mexicano recupere la conducción estratégica del sector energético. Por eso, es pertinente que se establezca una combinación de participantes en la que CFE lo hará con el 56 por ciento y el 44 restante estará a cargo de particulares. La iniciativa presidencial para reformar los artículos 25, 27 y 28 constitucionales es necesaria y adecuada para fortalecer la seguridad energética de México.

 

Texto publicado en Publimetro.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario