Intercambian experiencias Senado, OEA y legisladores de AL sobre sesiones a distancia

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print
Share on whatsapp
  • Conocer las medidas aplicadas en otros congresos enriquecerá la reforma en México para legislar a distancia, señalan senadores.

 

Integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales sostuvieron un encuentro con representantes de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y parlamentarios latinoamericanos, a fin de conocer las medidas tecnológicas implementadas en congresos del hemisferio para seguir funcionando de manera digital durante la emergencia sanitaria.

 

Legisladores mexicanos señalaron que este intercambio de experiencias ayudará a enriquecer la reforma que permita tener un congreso digital en México.

 

La senadora Mónica Fernández Balboa, presidenta del Senado de la República, indicó que es necesario conocer la experiencia de otros países en esta materia, a fin de replicar las mejores prácticas internacionales y que el congreso mexicano pueda cumplir sus funciones de forma oportuna, segura y con estricto apego al principio de legalidad.

 

Dijo que la pandemia es un reto de enormes dimensiones para los sistemas de salud pública, pero también significa un desafío sin precedentes para las instituciones políticas y los sistemas democráticos.

 

Consideró que no se trata de un tema menor porque la labor del Legislativo es vital, de ahí, que es indispensable actuar rápidamente para adaptar las instituciones de la democracia y habilitarlas para responder diligentemente a las necesidades de la población.

 

La legisladora explicó que, en el contexto actual, muchas leyes deben ser revisadas y modificadas, ya sea para proteger la vida da las personas, mejorar el funcionamiento de las instituciones de salud o intervenir en la economía y proteger los empleos de las personas.

 

“Sabemos que la pandemia va a terminar, pero no sabemos cuándo. Para que la labor legislativa pueda seguir desarrollándose, es preciso adoptar medidas que nos permitan cumplir con nuestras funciones constitucionales, sin poner en riesgo a las y los legisladores y el personal que labora en los congresos”, resaltó.

 

Mónica Fernández refirió que la respuesta de los congresos del mundo ante esta situación ha sido variada y depende de las circunstancias de cada país. Indicó que en prácticamente todos los parlamentos se han acondicionado distintos mecanismos los recintos parlamentarios para evitar contagios.

 

Agregó que el aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación ha sido una condición indispensable para la continuidad del trabajo legislativo. Por ello este intercambio de experiencias serán muy importante para nosotros y seguramente enriquecerá nuestro debate y análisis, concluyó.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Eduardo Ramírez Aguilar, dijo que las experiencias de los diferentes parlamentos del mundo enriquecerán la propuesta constitucional para sesionar a distancia que se elabora en el Senado, a efecto de no detener las actividades legislativas en el marco de la pandemia.

 

Las plataformas digitales, destacó, ofrecen la oportunidad para “no tener una parálisis legislativa” y avanzar en los temas sustanciales. “El Senado y la Cámara de Diputados estarán trabajando en la materia”, subrayó el senador.

 

Puntualizó que son días fundamentales para enriquecer la propuesta, sobre todo, con la experiencia de los que ya avanzaron en esta materia.

 

A su vez, el titular de la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Francisco Javier Guerrero Aguirre, afirmó que, ante los efectos de la pandemia, es fundamental que los poderes legislativos estén activamente involucrados. Sin embargo, señaló, esto no pasa en todos los países pues no cuentan con el andamiaje legal ni con las capacidades tecnológicas para seguir con su labor.

 

Apuntó que estar digitalmente conectados es un requisito indispensable para cumplir eficientemente la función parlamentaria en tiempos de confinamiento y distanciamiento social. Agregó que el contexto ha dificultado el ejercicio de los congresos para representar, legislar y fiscalizar, lo que ha tenido gran impacto en el funcionamiento de la democracia, sin embargo, aseguró, ésta sigue viva.

 

Recomendó que las instituciones representativas construyan marcos normativos, regulaciones y legislaciones que protejan a las personas más vulnerables, faciliten la democratización de la tecnología, permitan la universalidad de la Internet y puedan empoderar digitalmente a los ciudadanos. “Una persona con acceso a una red social tiene casi el mismo poder de difusión que cualquier medio informativo”, puntualizó.

 

El secretario general de la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile, Miguel Landeros, expuso los desafíos administrativos, logísticos y tecnológicos que se atendieron para optimizar la gestión legislativa durante la pandemia en ese país

Indicó que en marzo pasado se realizó un acuerdo constitucional para que el congreso chileno pudiera tener sesiones a distancia y cumplir con las funciones constitucionales que le corresponden.

 

Para ello, abundó, se establecieron algunas normas básicas y se adoptaron tareas administrativas para lograr la conectividad de todos los integrantes de la Cámara. Asimismo, se analizaron las plataformas digitales para determinar cuál es más óptima para sus sesiones y se integró un sistema de votación para que los legisladores voten desde cualquier parte del país.

 

El coordinador se Servicios Tecnológicos de la Asamblea Nacional de Ecuador, Claudio Prieto, expresó que esta es una gran oportunidad para modernizar la gestión parlamentaria, pero siempre bajo los principios rectores del Parlamento Abierto; transparencia, participación ciudadana, acceso a la información y rendición de cuentas.

 

Señaló que la digitalización de los procesos parlamentarios, deben ajustarse a las normas legales, así como complementarse con la emisión de una nueva normativa institucional emergente.

 

En su intervención, Fernando Sole, experto del Departamento de Conferencias de la OEA, informó sobre las medidas que han tomado en dicha organización para realizar reuniones a distancia, las cuales buscaron que se asemejaran lo más posible a una sesión presencial. Detalló que en sesiones virtuales se conectan alrededor de 200 personas, lo cual implicó un gran desafío para su equipo de trabajo.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario