¿La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica es un riesgo para las energías limpias?

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print
Share on whatsapp

La energía es un asunto fundamental para cualquier país. En México la industria eléctrica ha pasado por momentos complicados, pues desde el gobierno del Presidente Lázaro Cárdenas se puso como una de las grandes metas del desarrollo nacional llevar electricidad a todo el territorio nacional y atender las necesidades de la población.

Ello fue posible hacerlo gracias a la creación de empresas públicas como la Comisión Federal de Electricidad.

En 1960 el Presidente López Mateos tomó la decisión de nacionalizar la industria eléctrica para garantizar el acceso de todas y todos los mexicanos al servicio público. A lo largo de todo ese tiempo se han incorporado diversas tecnologías para la generación de electricidad. De manera destacada se han utilizado los recursos naturales con los que contamos como es el agua y así se produce a través de presas, sobre todo en el sur y sureste del país.

En los años recientes han surgido otras formas para generar electricidad como es el caso de la energía de origen eólico o fotovoltaico. Sin embargo, esas tecnologías aun se encuentran en una etapa incipiente, económicamente resultan caras y ofrecen algunos problemas de estabilidad, ya que son intermitente.

Aunque México tiene potencial en el uso de esas energías, además de compromisos internacionales para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero, su desarrollo ha estado esencialmente en el campo de las empresas privadas como proveedores de la CFE, lo que ha convertido a esta actividad solo en un negocio, muchas veces subsidiado por el Estado.

Es tiempo de que los que quieran participar en la producción de electricidad lo hagan como cualquier otra empresa, sin proteccionismos y sin que ello vaya en demérito de la CFE, tanto desde la perspectiva financiera, como operativa. La iniciativa presidencial lo único que está planteando es poner orden en una actividad estratégica para el desarrollo nacional.

 

Lee esta columna en Publimetro AQUÍ.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario