Segundo Foro “Jóvenes Legislando por la transformación”.

La senadora Mónica Fernández Balboa exhortó a las y los jóvenes a ser congruentes con sus sueños y anteponer el servir a los demás para construir un país donde todas y todos vivan con dignidad.

 

Este fin de semana se llevó a cabo el segundo foro juvenil organizado por el Grupo Parlamentario de MORENA en el Senado de la República, en él participaron más de 80 mujeres y hombres de todo el país.

 

La presidenta de la Comisión de Gobernación, la senadora Mónica Fernández Balboa participó en con el tema: “Las mujeres en México: paridad y participación política”. En su ponencia realizó un recuento de las reformas a las Leyes con los grandes avances en materia de paridad de género en la LXIV y LXV Legislaturas del Congreso de la Unión. También pidió a los jóvenes se sumen al esfuerzo como sociedad para respetar a las todas mujeres desde el ámbito familiar, con sus amigos y compañeros de trabajo.

 

La senadora por Tabasco reflexionó con los jóvenes asistentes: “¿Cuál es la diferencia de estos tres últimos años en México? Que MORENA somos la mayoría, y al serlo estamos cambiando al país, desde nuestras leyes y esa es la realidad, hasta ahora hay un cambio. Que no nos vengan a decir que antes todos eran feministas y vanguardistas del desarrollo ¿entonces por qué no se hicieron todas las reformas antes?”.

  

La legisladora contextualizó el momento histórico que vive México: “Tenemos años de lucha con nuestro presidente, con los gobernadores de izquierda empezamos a trabajar desde el 2000. Desde la Jefatura de Gobierno de la Capital se gestó un cambio de paradigmas cuando se decidió poner por delante una visión social, los gobernadores de izquierda fueron los primeros en crear la Secretaría de la Mujer, la Secretaría de los Jóvenes y cuando Vicente Fox vio el éxito de esos programas sociales que había implementado la oposición fue que los elevó a Programas Federales, . Hoy estamos aquí con conocimiento de gobierno, no somos ningunos improvisados. Que no se les olvide, llevamos muchos años con el anhelo de transformar al país”.

 

Por último la senadora Mónica Fernández Balboa dio un consejo a los jóvenes simpatizantes presentes: “No hay que claudicar en el intento, hay que seguir siempre nuestros sueños, pero estos tienen que ser congruentes, tienen que ser para servir a los demás, con el ánimo de construir y de poder vivir con dignidad todas y todos”.

 

Equidad, 65 años después

Columna publicada por la Sen. Mónica Fernández Balboa en diario Tabasco HOY.

Hoy inicio una nueva etapa de diálogo con todos ustedes, a través de esta colaboración a la que me ha invitado Tabasco Hoy. Agradezco esta oportunidad que refuerza mi compromiso de procurar información con los tabasqueños.

Iniciamos en un día importante para mí, ya que este 16 de octubre conmemoramos en el Senado de la República el 65 aniversario del voto de la mujer en México con una sesión solemne, para la cual tuvieron la gentileza de elegirme para presidir la misma.

Quiero celebrar con ustedes una de las mayores conquistas logradas por las mexicanas hace 65 años. Hasta hace poco más de seis décadas, en México, las mujeres no teníamos derecho a participar en la vida política. Esa realidad ha cambiado, al menos en el Senado, en el que hoy nos reunimos para conmemorar esa decisión trascendente.

Desde entonces, la voz, las ideas y las propuestas de la mujer mexicana han estado presentes a través del voto en la vida política, y es muestra fehaciente de que las mujeres somos capaces de asumir las más altas responsabilidades, y que lo hacemos con emoción y firme compromiso de servirle a México.

Al cumplirse 65 años de que se estableció en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el derecho de las mujeres a votar y ser votadas, debemos celebrar y congratularnos. Debemos hacerlo con gran orgullo, pues como consecuencia de esa decisión tomada en su momento por el Constituyente Permanente, formado sólo por hombres, se hizo justicia.

Fue hasta 1953 que se reconoció nuestro derecho al voto que hoy, 65 años más tarde, en el Congreso de la Unión hemos casi logrado la tan anhelada paridad de género.

En el Senado la mitad de quienes integramos esta Legislatura somos mujeres. En la misma proporción presidimos diversas comisiones legislativas, y la Mesa Directiva del Senado está integrada por 7 mujeres y 5 hombres.

Me enorgullece conmemorar este día, porque se trata de un reconocimiento al esfuerzo y al trabajo que hemos realizado juntas y que harán las generaciones venideras para hacer realidad nuestra legítima aspiración de construir un México más justo y democrático, con igualdad de oportunidades para todas y todos.  

Lee la columna en Tabasco Hoy AQUÍ.