fbpx

Necesario mayor liderazgo femenino para el desarrollo de Tabasco

  • En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, la senadora Mónica Fernández Balboa participó en el conservatorio: “Mujeres en la Esperanza”, organizador por Elsy Lydia Izquierdo Morales en Villahermosa.

 

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA INTERVENCIÓN DE LA SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA.

Celebro la iniciativa de la maestra Elsy Lydia Izquierdo al convocarnos al conversatorio “Mujeres en la esperanza”. La participación de Silvia Priego Romellón, Mary Cristo Ceballos Castro, Noemí Gómez Cruz, Morvila Cruz Ascencio y Victoria Alfaro nos dejó experiencias de vida enriquecedoras para todas y todos. Con esto nos queda una reflexión importante; las mujeres somos valientes y tenemos la capacidad de hacer realidad nuestros sueños, estamos capacitadas y tenemos todas las cualidades para poder hacer todo lo que nos propongamos, pero es importante el respeto a una misma y el respeto entre todas. Por eso en este Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, hacemos un llamado para que pongamos de nuestra parte para acabar con este flagelo que son todas las formas de violencias contra las mujeres, niñas y adolescentes y que nos sumemos para cambiar esta cultura y entre todas construir una mejor, la vida digna que merecemos.

Abonar a la igualdad de género, es hablar de incrementar el progreso de toda la sociedad. De ahí que el liderazgo de las mujeres sea tan importante en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos, y  por tanto, reconocer nuestro papel y compromiso para generar cambios, aportar nuestras experiencias y conocimientos en bienestar de mujeres y hombres.  En la realidad, en nuestro día a día, cuando demostramos y ejercemos nuestro liderazgo en organizaciones, también estamos combatiendo estereotipos negativos. El estar aquí presentes, es un indicativo que hemos realizado un trabajo más profundo y con buenos resultados, muestra también de nuestro empeño y compromiso.

 

En el mundo, para 2020, las MUJERES:

*representaban 4, de los 100 cargos de dirección general,

*ocupaban tan sólo 16 cargos de 100 puestos en consejos de administración,

*representaban 25 de 100 escaños en los parlamentos nacionales y sólo 13 de 100 personas involucradas en negociaciones de paz.

* Sólo 22 países cuentan en la actualidad con una mujer como Jefa de Estado o de Gobierno.

 

Si bien vamos avanzando en tener centros de trabajos libres, con igualdad y no discriminación, aun persiste el acoso sexual, las brechas salariales y políticas de corresponsabilidad incipientes. El liderazgo que queremos en las mujeres, es aquel donde tienen influencia y poder; sobre sí mismas y sobre su entorno, queremos mujeres empoderadas. Existe una relación entre liderazgo y empoderamiento de las mujeres. El empoderamiento en las mujeres se refleja en la capacidad de tomar decisiones con autonomía, sobre las diferentes esferas de su desarrollo, pero sobre todo, ser capaces de tomar decisiones sobre sus cuerpos.  De ahí que se hable de empoderamiento en la esfera económica, política, educación, salud, por nombrar las más importantes.

Por lo tanto, el empoderamiento y la autonomía de las mujeres es clave para erradicar la desigualdad de género. El empoderamiento no es algo que podamos aprender, es algo interno, del cual debemos apropiarnos y ejercerlo. Tenemos un gran compromiso, no sólo para saber en dónde estamos, sino para decirle al mundo entero, lo que seguiremos haciendo a favor de la igualdad entre mujeres y hombres.  Sigamos trabajando con acciones a favor del liderazgo y del empoderamiento de las mujeres y las niñas, cuyos resultados serán beneficios para toda la sociedad.

Finalmente, nos recuerdo, que en la medida en que ejerzamos este empoderamiento, que seamos lideres, podemos alzar la voz y decirle al mundo que hemos transformado y seguiremos transformando con mayor bienestar las realidades de nuestras familias, nuestras comunidades, nuestro estado.