Sesiones a distancia: la nueva normalidad del Congreso de la Unión

  • Texto publicado por la presidenta del Senado, Mónica Fernández Balboa, en el periódico El Universal.

 

La vida genera sucesos como la pandemia del COVID 19 que son simultáneamente, inevitables e imprevisibles, y que afectan significativamente la normalidad de las relaciones sociales reguladas por el Derecho. Sin embargo, precisamente por la certeza de que tales hechos formidables ocurrirán, desde hace siglas el Derecho ha construido la institución jurídica de la “causa de fuerza mayor” para afrontar las anormalidades.

 

En el derecho privado vigente existen disposiciones específicas para regular los efectos sobre las responsabilidades civiles que el cambio de circunstancias justificadamente exige para enfrentar la anormalidad; y también en el derecho público.

 

El derecho público mexicano se había hecho cargo de los llamados estados de excepción que tenemos previstos en los artículos 29 y 73 fracción XVI de la Constitución. Pero tanto en la Carla Magna como en las normas supremas de otros países, solo se había puesta el énfasis en el funcionamiento del Poder Ejecutivo. Incluso el derecho internacional de los derechos humanos había regulada los estados de excepción centrándose en las potestades del Poder Ejecutivo y en su control por los Poderes Legislativo y Judicial.

 

El hecho es que hasta que aparece el COVID 19 no se había considerado el funcionamiento de los poderes Legislativo y Judicial en circunstancias de extraordinaria anormalidad.

 

La SCJN, así como los tribunales y juzgados del Poder Judicial de la Federación han podido sortear con cierta flexibilidad su funcionamiento las circunstancias impuestas por las medidas sanitarias sugeridas, porque la Constitución expresamente le atribuye la potestad de emitir “acuerdos” para regular su funcionamiento; además de que los tribunales mexicanos tenían la experiencia de la sustanciación de los procesos jurisdiccionales en línea ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.



Pero no es el caso del Poder Legislativo. En el Congreso no contamos desde la Constitución con habilitación expresa para emitir “acuerdas” para regular con flexibilidad nuestro funcionamiento, sino exactamente la contraria: La Constitución establece procedimientos parlamentarios rigurosamente regulados como medida de
autoprotección de la democracia representativa.

Al elaborar las reglas de funcionamiento del Congreso de la Unión los Constituyentes de Querétaro tenían fresca la experiencia de la violación de los procedimientos parlamentarios para la imposición del usurpador Victoriano Huerta. El militar golpista hizo aprobar su acceso al Poder Ejecutivo sin importar el tamaño de las violaciones al procedimiento parlamentaria, entre ellas la falla de quórum. En efecto, los diputados de la XXVI Legislatura, entre los que figuraba mi paisano teapaneco Félix Fulgencio Palavicini, intentaron por distintos medios
parlamentarios impedir la aprobación de la renuncia del Presidente Francisco Madera y del Vicepresidente José María Pino Suárez par la minoría de diputadas afines al
Golpe de Estado, así que para provocar la invalidez de dichos actos se salieron del recinto parlamentario, de tal manera que par falla del cuórum que marcaba el  Reglamento de Cámara de Diputados, se evitase la usurpación.

Experiencia tan traumática para la República y para el Congreso se llevó del Reglamento a la Constitución, y en ésta se reguló la presencia física y el quórum necesario para el debate y las votaciones como requisito esencial para imprimir validez a los actos parlamentarios. Y este fue el ordenamiento constitucional y parlamentario con el que la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores que presido tuvo que enfrentar el COVID-19.


Por si ello no fuese suficiente, cabe destacar que tampoco había experiencia en el derecho parlamentario comparado para afrontar por medias telemáticas una emergencia tan formidable como la del COVID-19.

México cumple más de cien días del inicio de la pandemia, y si bien el Poder Legislativa se encuentra trabajando en modalidad a distancia, lo está haciendo con limitaciones constitucionales, legales y reglamentarias.

Los parlamentos del mundo, entre ellos el inglés, el más longevo, pasada la perplejidad inicial retornaran a sus labores. Lo mismo sucedió con el bicentenario Congreso estadounidense Y poco a poco los Congresos de los países de América Latina hemos venido reiniciando actividades sobre bases operativas totalmente nuevas. Como es sabido, en el Congreso de la Unión hemos funcionado por videoconferencias en la Comisión Permanente, dado que no implica un proceso parlamentario.

Es necesario que el Congreso General, las Cámaras y la Comisión Permanente tengan un sólido fundamento constitucional para operar en futuras emergencias. Este es el motivo principal del conjunto de iniciativas de reformas y adiciones a nuestro ordenamiento constitucional y parlamentario que he presentado a la consideración de los Senadores de la República.



Los aspectos más sobresalientes de la iniciativa tienen que ver con el uso de medios telemáticos para que las Cámaras del Congreso de la Unión, sus órganos de
gobierno y de funcionamiento, así como la Comisión Permanente, puedan operar sin necesidad de la presencia física de los representantes de la Nación y de los Estados en un mismo recinto parlamentario durante situaciones excepcionales, como pueden ser las epidemias o los desastres naturales tales como terremotos o huracanes. La palabra misma, “Congreso”, que hasta hoy se define en el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia como “conferencia generalmente periódica en que los miembros de una asociación, cuerpo, organismo, profesión, se reúnen para debatir cuestiones previamente fijadas”, también tendré que ser modificada, al igual que las normas para su funcionamiento como se propone.

Las reformas que se plantean en estas tres iniciativas no promueven el abuso de este recurso, y su propósito serviré visiblemente para permitir soluciones institucionales y legales en casos como el que nos aqueja.

Lee esta columna en El Universal AQUÍ

 

Presidenta del Senado propone reformas al marco jurídico del Congreso para sesionar a distancia

  • La senadora Mónica Fernéndez Balboa impulsa diversas modificaciones que brinden al Congreso de la Unión la alternativa de desempeñar sus funciones Constitucionales legales de manera virtual

 

  • Los trabajos en el Congreso deben continuar sin poner en riesgo la vida y salud de las personas que laboran en el Poder Legislativo, indica la senadora presidenta del Senado

 

 

La actual emergencia sanitaria por la que atraviesa el país trajo consigo la necesidad de que, en el Congreso de la Unión, se implementen las Tecnologías de la Información y de la Comunicación para que sus Plenos puedan llevar a cabo sesiones a distancia, y sus órganos de gobierno y técnicos reuniones a distancia, con la finalidad de que este Poder de la Unión así cumplir con sus responsabilidades y obligaciones constitucionales y legales, con la observación, en todo momento, de parámetros que otorguen seguridad y certeza jurídicas a sus actuaciones.

 

En ese sentido, la senadora Mónica Fernández Balboa, plantea tres iniciativas que pretenden regular con puntualidad y exhaustividad las sesiones a distancia en las Cámaras del Congreso de la Unión, con el propósito de contar con un marco legal coherente y consistente en la materia que permita responder de manera integral situaciones emergentes como la que actualmente se atraviesa.

 

Al respecto, es importante destacar que, dentro del marco legal vigente, no existe disposición alguna que faculte al Congreso de la Unión a celebrar sesiones a distancia, sean cuales fuesen las condiciones por las que se presente la necesidad de implementarlas, por lo que es solo mediante una serie de reformas a la Constitución, a la Ley Orgánica del Congreso y a los Reglamentos de cada Cámara, que el Poder Legislativo Federal podrá realizar este tipo de trabajo parlamentario.

 

En primer lugar, la senadora que preside la Mesa Directiva de este órgano legislativo, presenta la iniciativa de reforma constitucional que reforma y adiciona diversas disposiciones a los artículos 63, 64, 65, 67; 68; 70, 78 y 87, con la finalidad de reconocer en el máximo ordenamiento legal del país desde los casos por los cuales las Cámaras del Congreso de la Unión podrán celebrar sesiones a distancia, a saber: por motivos de salud, declaratoria de emergencia o desastre natural, perturbación de la paz pública o cualquier otra causa extraordinaria que impida que las y los legisladores puedan concurrir en un mismo lugar de manera presencial; hasta la posibilidad de celebrar sesiones ordinarias y extraordinarias bajo esta modalidad, entre otras cosas.

 

 

La senadora por Tabasco, en segundo lugar, propone la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, por la que se reforman y adicionan diversas disposiciones a los artículos 4o., 5o., 6o., 17, 19, 21, 23, 25, 35, 37, 45, 59, 60, 61, 65, 67, 70, 82, 83, 93, 94, 105, 118, 121, 133 y 142, en la que se incluye la posibilidad, entre otras cosas, de:

  • Llevar a cabo la sesión constitutiva o la junta previa, según corresponda, bajo la modalidad a distancia;
  • Que los órganos de gobierno de las Cámaras del Congreso de la Unión puedan celebrar reuniones a distancia para la toma de decisiones de los asuntos de su competencia, y
  • En tanto se encuentren vigentes las condiciones que originaron la celebración de sesiones a distancia, poder hacer uso de una firma electrónica que permita otorgar validez a los documentos que emitan las Cámaras del Congreso en formato digital.

 

La tercera propuesta planteada por la senadora Mónica Fernández Balboa se refiere a la reforma al Reglamento del Senado de la República, por la que se reforman y adicionan diversas disposiciones a los artículos 2, 10, 35, 38, 39, 45, 46, 47 Bis, 49, 55, 58, 65, 85, 99, 106, 130, 132, 135, 139, 144, 146, 152, así como un Título Octavo Bis “De las Sesiones y Reuniones a Distancia”, por la que se reconoce, entre otras cosas:

  • La creación del salón de sesiones a distancia, que es la plataforma digital oficial a través de la cual las senadoras y los senadores llevarán a cabo las sesiones bajo dicha modalidad;
  • La regulación en la modalidad a distancia del uso de la palabra, presentación de iniciativas y proposiciones con punto de acuerdo, reservas, entre otros derechos que las y los senadores tienen durante la celebración de sesiones plenarias, y
  • La posibilidad de que las comisiones puedan celebrar reuniones a distancia, con el propósito de agilizar el trabajo legislativo en la discusión y, en su caso, votación de los dictámenes que someterán a consideración del Pleno.

Descarga el PDF con el paquete de iniciativas AQUÍ.

 

El mundo que surja de la pandemia debe ser más justo para las mujeres: MFB

  • Ratificó la convicción del Senado de seguir revisando y reformando las leyes para construir una sociedad más igualitaria e incluyente.

 

El mundo que surja de esta pandemia debe ser un mundo en el que las mujeres puedan ejercer sus derechos, un mundo libre de violencia y con plena igualdad de oportunidades, aseguró la presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa.

 

Durante el conversatorio a distancia “Derechos Humanos de las Mujeres: Retos ante el Covid-19”, la senadora refrendó el compromiso del Senado con los derechos humanos de las mujeres, y ratificó su convicción de seguir revisando y reformando las leyes para construir sociedades más iguales e incluyentes.

 

Manifestó su repudio a toda forma de violencia contra las mujeres e hizo votos para que las autoridades de los tres niveles de gobierno lleven a cabo las acciones que sean necesarias para proteger a las mujeres de los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia.

 

Dijo que la pandemia no puede ser un pretexto para aplazar los compromisos con la igualdad de género, sino, por el contrario, la coyuntura convoca a redoblar los esfuerzos hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva.

 

La presidenta de la Mesa Directiva aseguró que para México, el tema de la igualdad de género era, ha sido y seguirá siendo una prioridad, y mucho más para la Legislatura actual, en la que, por primera vez en la historia, los órganos del Poder Legislativo se encuentran integrados de acuerdo con este principio.

 

Afirmó que antes de la irrupción de la pandemia, el problema de la violencia y la discriminación de las mujeres estaba en el centro del debate y la agenda política en México y en varias partes del mundo. “Hay que decir que la igualdad de género era al mismo tiempo una meta y desafío antes del Covid-19”, apuntó.

 

“La pandemia no solo ha sido desafortunada por sus costos humanos, económicos y sociales, sino porque nos vino a confirmar que las mujeres seguimos siendo una población vulnerable que enfrenta desventajas en escenarios ordinarios y extraordinarios”, acotó.

 

Indico que, de manera dolorosa, en México los feminicidios, la violencia doméstica y las solicitudes de refugio de las mujeres han registrado incrementos significativos en estos últimos meses. “Para millones de mujeres quedarse en casa significa exponerlas a situaciones de riesgo por la violencia de género”, sentenció.

 

Fernández Balboa señaló que la violencia de género no es el único de los problemas que requieren de una perspectiva de género, ya que fenómenos como el desempleo, la informalidad y la precariedad laboral impactan con mayor fuerza a las mujeres.

 

Ante esto, manifestó, México tiene el interés de mantener el tema de la igualdad de género como una de las prioridades de la agenda global. “En la búsqueda de un mundo más justo, no podemos dar un solo paso atrás”, aseguró.

 

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, dijo que la pandemia causada por el Covid-19, mostró que se requiere acelerar las reformas y los cambios en favor de las mujeres.

Indicó que la emergencia sanitaria golpeó con más fuerza a quienes ya se encontraban en una situación desfavorable. “Las crisis pueden ser más hondas y profundas en las partes más frágiles, como son las mujeres, niños y las personas vulnerables”.

 

Consideró necesario generar las condiciones que mejoren la situación de desventaja que experimentan las mujeres y que han sido exaltadas y exacerbadas por la pandemia. Dentro de los planes de recuperación económica, precisó, se tiene que trazar una ruta que evite que la brecha entre los géneros se siga agrandando.

 

Tanto legisladoras como legisladores, destacó, deben llevar a cabo un esfuerzo para que este proceso de recuperación se traduzca en políticas que ayuden a erradicar la enorme carga social concentrada en sectores, como las trabajadoras del hogar, las madres, enfermeras y las víctimas de violencia doméstica, que lamentablemente se incrementaron en el confinamiento de esta pandemia.

 

“No debemos dejar pasar la oportunidad de poner estas necesidades políticas en el centro de la recuperación que tendremos que iniciar, una vez que la pandemia sea superada”, expresó.

 

Monreal Ávila recordó que, desde el inicio de la actual Administración, se han logrado en materia de igualdad y género avances importantes, como reformas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia en contra de las mujeres y también otorgar derechos laborales a quienes realizan trabajos en el hogar.

 

Aunado a ello, dijo, “enaltece mucho” que la “Jefa del Parlamento”, en el caso del Senado de la República, sea una mujer de “gran talento, un ejemplo de que se puede romper el techo de cristal del confinamiento histórico en el que la mujer ha vivido”, Mónica Fernández, una mujer que, en lo personal, me ha sorprendido su capacidad.

 

La Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señaló que los temas de los cuidados y de la violencia familiar se hicieron más visibles durante la pandemia. Detalló que muchas mujeres, además de seguir su vida profesional durante el confinamiento, deben hacerse cargo de manera casi exclusiva de las labores de cuidado de sus niños y de las labores de limpieza, las cuales hacen sin ayuda de sus parejas.

 

Apuntó que las mujeres han sido más propensas a perder su empleo durante la pandemia, además de recibir salarios menores e incluso trabajar sin salario alguno. Aunado a esto, denunció la violencia doméstica que ha aumentado durante el confinamiento. Es fundamental que la estrategia en materia de derechos humanos ponga en el centro de las poblaciones vulnerables a las mujeres.

 

Aseguró que el reto principal para el cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres frente a la pandemia por Covid-19 es hacer tangibles y justiciables estos derechos, es decir, el estado constitucional y de derecho debe dejar de ser una estructura formal para ser un ente que escuche y empodere a las mujeres. “La nueva normalidad será feminista o no será una nueva normalidad”, apuntó.

 

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, dijo que estamos ante la que posiblemente sea la peor crisis económica que hemos enfrentado, lo cual está ensanchando la curva de pobreza en América Latina.

 

Ante este escenario, consideró pertinente este conversatorio para escuchar que camino deben seguir los gobiernos para garantizar la igualdad de género. Recordó que México es un país progresista y feminista, por lo que la discriminación contra las mujeres es una máxima preocupación para nuestro país.

 

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman Zylbermann, subrayó que la crisis sanitaría debe traer un replanteamiento del modelo de vida y la oportunidad de poner a más mujeres en liderazgos y reconocer que deben estar en las mesas donde se toman las decisiones.

 

La pandemia, expresó, no trajo desigualdades, sólo las hizo visibles y mostró el impacto que el sistema sexogenérico, injusto y desigual tiene en la vida de las mujeres. “Necesitamos una nueva normalidad, totalmente diferente, porque la anterior no nos servía”.

 

Refirió que el Gobierno de México se ha propuesto ser un Estado de bienestar, que ha hecho un gran esfuerzo por apoyar a la gente durante la contingencia. No sólo fortaleció los programas sociales prioritarios, también creó oportunidades a través de créditos para el mercado informal y las mujeres trabajadoras del hogar, concluyó.

 

María-Noel Vaeza, directora regional de ONU Mujeres para América Latina y El Caribe, dijo que México es líder en el trabajo legislativo hacia la igualdad y la paridad. Refirió que 75 por ciento de los congresos latinoamericanos son dominados por hombres.

 

Destacó que México está viviendo la paridad, una excepción, “que queremos trasladar al resto de la región” en esta materia. 

 

En su turno, Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones para los Derechos Humanos, expuso que la pandemia afecta a mujeres y niñas de manera distinta, pues la actual crisis está acompañada por un aumento de la violencia de género, donde hay pocos o ningún recurso para buscar apoyo.

Indicó que si las medidas restrictivas continúan por seis meses más, habrá, a nivel global, 31 millones de casos adicionales de violencia de género. Refirió que en América Latina es una región con altos niveles de feminicidio y “hay fuertes señales de un aumento de la violencia doméstica, debido a la cuarentena o las medidas de distanciamiento”.

 

Michelle Bachelet mencionó que las mujeres y niñas corren un alto riesgo como consecuencia de la discriminación y desigualdad por razones de genero preexistentes, especialmente para aquellas que se encuentran en situaciones de pobreza o vulnerabilidad.

 

Después de esta pandemia, agregó, no se puede volver al día cero, no sólo en relación a las mujeres, sino también porque la gente no está contenta con el sistema económico y democrático vigente.

 

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, advirtió que la actual crisis provocará que aumenten los índices de pobreza en la región, donde las más afectadas serán las mujeres. 

 

Señaló que en la actualidad existen 110 millones de mujeres en pobreza, pero con la crisis podría aumentar esta cifra a 115 millones, el impacto de la pandemia tiene rostro de mujer, expresó.

 

La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Martha Lucía Mícher, Camarena aseguró que las acciones y políticas para enfrentar los efectos negativos de la pandemia, se deben implementar desde una perspectiva de género y los derechos humanos de las mujeres.

 

Señaló que la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, tiene un impacto diferenciado en la vida de las mujeres, ya que los sectores “altamente feminizados” de la economía son los más afectados por la crisis.

 

Dijo que es necesario crear alternativas económicas y financieras que mitiguen los impactos y garanticen el trabajo digno para las mujeres. “Tendremos que enfrentar sus efectos, no sólo en los mercados financieros, sino en la vida cotidiana de todas las personas”.

 

Al final hubo una sesión de preguntas y respuestas, en el que participaron las senadoras Jesusa Rodríguez, Citlalli Hernández y Blanca Piña, del Grupo Parlamentario de Morena; así como la legisladora Indira Kempis, de Movimiento Ciudadano.

 

Senado refuerza medidas adoptadas y emite nuevos lineamientos de prevención sanitaria para el retorno seguro de actividades

  • Se aplicarán permanentemente, a partir de la reanudación de las actividades presenciales y hasta la conclusión de la emergencia sanitaria.

  • La Mesa Directiva seguirá emitiendo lineamientos de seguridad sanitaria a lo largo de la contingencia.

 

La presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, emitió las acciones de prevención sanitaria que se implementarán para la reanudación de actividades presenciales en las instalaciones de este órgano legislativo.

 

El plan forma parte de las medidas sanitarias para minimizar los riesgos de contagio en el Senado y en atención a la estrategia de reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas emitida por el Consejo de Salubridad General.

 

En este contexto, la senadora Mónica Fernández Balboa dispuso las acciones de prevención sanitaria que se llevarán a cabo permanentemente, a partir de la reanudación de las actividades presenciales y hasta la conclusión de la emergencia.

 

Con ello, se dotará a todo el personal de cubrebocas y caretas, se colocarán filtros de ingreso, en donde se aplicará gel antibacterial y se tomará la tempertura en los accesos de todos los edificios del Senado.

 

Incluye la instalación de tapetes con producto desinfectante en todos los accesos a las instalaciones, así como en las áreas de elevadores y en los pisos de estacionamiento, además la intensificación de los trabajos de limpieza y sanitización de los espacios laborales, los cuales se adecuarán a los protocolos de sana distancia.

 

Asimismo, se llevará a cabo la limpieza exhaustiva y frecuente del Salón de Sesiones y las salas de comisiones, oficinas, baños y lugares comunes, como pasillos y elevadores, así como en las áreas de servicio de alimentos.

 

También se limitará el uso de aire acondicionado o, en su defecto, se garantizará el intercambio o limpieza diaria de los filtros correspondientes.

 

Se instruirá al personal de seguridad y resguardo que detecte a las personas que no porten cubrebocas y las exhortará a que lo hagan, además podrá dispersar reuniones en áreas comunes en las que no se observe la distancia requerida.

 

Mónica Fernández Balboa explicó que en las sesiones plenarias de la Comisión Permanente, las que llegara a realizar el Senado en periodos extraordinarios y las reuniones de trabajo de comisiones, no podrá concurrir un número mayor de 50 personas.

 

En tanto, las sesiones plenarias de la Comisión Permanente tendrán la duración que determine la Mesa Directiva con los grupos parlamentarios. Para el caso de las sesiones que realice el Senado, su duración será acordada por la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, con el objetivo de atender lo estrictamente necesario.

 

Dejó en claro que, de acuerdo con la evolución de la señalización de semáforos establecida por el Gobierno Federal, en su momento se podrá determinar la fecha, a partir de la cual se podrán presentar a trabajar las personas vulnerables.

 

El personal que sea detectado con fiebre pasará al servicio médico para su revisión, de acuerdo con el protocolo establecido.

 

Estas disposiciones se suman a las acciones que la presidenta de la Mesa Directiva estableció en el Plan Mínimo de Operaciones previo a la reanudación de actividades presenciales, a efecto de contar con condiciones sanitarias que reduzcan la posibilidad de contagio de las y los senadores, servidores públicos y visitantes del Senado.

 

Las medidas previas que se realizaron son la sanitización de todos los inmuebles de la Cámara de Senadores, así como el lavado exhaustivo con cloro de todas sus áreas, colocación de tapetes sanitizantes para en los accesos y áreas comunes, como elevadores, salas de juntas, Salón del Pleno y otros espacios en los que hay mayor tránsito y permanencia de personas.

 

Asimismo, se montaron racks de lámpara UV al 100 por ciento, dentro de los ductos del salón de sesiones, para eliminar gérmenes y sanitizar el flujo de aire de inyección, además se instalaron filtros de ingreso que incluyen la toma de temperatura a la entrada de las instalaciones, así como la entrega de gel antibacterial en todas las áreas.

 

También se acondicionaron y señalizaron los espacios laborales de acuerdo con los protocolos de sana distancia.

Comisión Permanente se solidariza con afectados por las tormentas en el sureste

  • Urgen a las autoridades a dar celeridad a los apoyos a los pobladores, en especial a los sectores más vulnerables

 

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión lamentó profundamente las muertes ocasionadas y el sufrimiento causado a las y los mexicanos de los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, a causa del paso de las tormentas tropicales “Amanda” y “Cristóbal”, y manifestó su solidaridad con todos y cada uno de ellos.

 

Al término de la sesión de este miércoles, la presidenta de la Mesa Directiva, senadora Mónica Fernández Balboa, dio lectura a un pronunciamiento en ese sentido.

 

Reconoció las valiosas y oportunas acciones implementadas por las autoridades competentes a nivel federal, estatal y municipal, para brindar la atención y el apoyo necesario a las personas afectadas por el paso de los fenómenos naturales referidos.

 

Resaltó la activa y oportuna participación del Ejército Mexicano, de la Armada de México y de la Guardia Nacional.

 

La senadora Fernández Balboa y la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortaron a las autoridades correspondientes a brindar con la mayor celeridad el apoyo a las poblaciones afectadas, en especial a los sectores más vulnerables, con el objetivo de propiciar las condiciones que contribuyan a mejorar su situación.

 

 

 

Cumplir la Ley

Texto de la Senadora Mónica Fernández Balboa publicado por el periódico El Universal.

 

En días recientes se ha suscitado un debate en torno a la organización y funcionamiento de la Cámara de Senadores que requiere algunas precisiones para evitar confusiones.

 

Al asumir el cargo de presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República protesté cumplir y hacer cumplir la Constitución, leyes que de ella emanan, y el Reglamento del Senado, así como aplicar con transparencia y honestidad el presupuesto de egresos que contribuyentes

aportan para el funcionamiento de la cámara alta. Si bien todo ello es un mandato legal, es también personal.

 

En ese sentido, a través de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, solicité informar a la Cámara Alta respecto a la disolución de los grupos parlamentarios del PRD y del PES, en virtud de haber dejado de cumplir con el requisito de ley que obligan a estar conformados por lo menos cinco senadoras y/o senadores.

 

Conviene recordar que además de la carta Magna, la organización, funcionamiento y vida interna de la Cámara Senadores están previstas en la Ley Orgánica del Congreso General de Estados Unidos Mexicanos y en el Reglamento Senado y que la existencia de los grupos parlamentarios se refleja en el presupuesto de egresos pues les tiene que dotar de recursos económicos y materiales indispensable para desempeñar su tarea representativa; como en su participación en de gobierno institucionales, y en comisiones de trabajo. Dichos ordenamientos establecen con claridad que por lo menos cinco legisladores con la misma filiación partidista podrá haber uno por cada partido.

 

 

Así sucedió al inicio de la presente legislatura, en septiembre de 2018 se integraron ocho grupos, correspondientes a igual número de partidos políticos, entre los cuales se encontraban el PDR y el PES.

 

Sin embargo, como es natural en toda legislatura, en ocasiones sus integrantes deciden salir del grupo del que originalmente formaban parte para pasar a otro o bien para declararse sin partido. Ser parte de un partido político, o no ser miembro de alguno, es un derecho político.

 

En ese sentido. los grupos parlamenta del PRD y del PFS desde septiembre del 2019, dejaron contar el mínimo necesario de integrantes para constituirse como grupos parlamentarios, quedando con 3 y 4 legisladores respectivamente, situación de la que fueron notificados de forma inmediata

 

En este tema el Reglamento del Senado es muy claro. El artículo 28 señala lo siguiente. “Los grupos parlamentarios que por cualquier causa dejan de tener el mínimo de integrantes que establece la Ley se consideran disueltos para todos los efectos legales y reglamentarios. Para la tramitación administrativa correspondiente disponen de un plazo de hasta treinta días”.

 

Dichos grupos parlamentarios no realizaron ningún trámite administrativo respecto a la nueva situación en que se encontraban debido a la disminución del número de sus miembros.

 

Ante ello, con absoluta responsabilidad, en observancia de las normas correspondientes, notifiquen al Senado que dichos grupos no cumplían los requisitos para serlo, conforme lo establece el artículo 28 del Reglamento. Es decir y sin lugar a dudas, de acuerdo con el Reglamento, con la sola reducción de integrantes de un grupo parlamentario se considera su disolución, aplicación de la ley que además necesariamente se refleja en la aplicación presupuesto que tenían asignado.

 

Lamentablemente, el hecho de que la presidencia de la Mesa Directiva del Senado haya notificado de ello ha suscitado interpretaciones a modo y una politización de un asunto que tiene estrictamente carácter jurídico y de aplicación transparente recursos públicos.

 

Pero más allá de esta situación legal a la que todas y todos estamos obligados a respetar, si existiera alguna preocupación respecto a cómo podrán operar ahora las y los legisladores que ahora no tienen grupo parlamentario. la respuesta la dan la propia Ley Orgánica y el Reglamento: Ambos ordenamientos disponen que quienes no pertenezcan a un grupo parlamentario tendrán las mismas consideraciones que corresponden a todas y todos los senadores, así como contarán con los apoyos necesarios para desempeñar eficacia sus funciones individuales para servicios de asesorías y gestoría. De tal suerte que las y los legisladores que decidan permanecer en adelante como senadores sin partido recibirán un trato igual al de todos los demás y podrán seguir cumpliendo con su responsabilidad. Las prerrogativas como oficinas ó contratación de personal que tienen los grupos parlamentarios, quedan solo para quienes si conforman una bancada.

 

La presidencia del Senado no disuelve arbitrariamente grupos parlamentarios. Es una verdad innegable que los grupos parlamentarios del Partido Encuentro Social y Partido de la Revolución Democrática quedaron disueltos desde el momento en que dejaron de cumplir con la norma.

 

Más allá de cualquier consideración política, en carácter de legisladores de la República debemos ser los primeros en poner el ejemplo y ser garantes del Estado de Derecho y para ello basta con que todas y todos simplemente cumplamos con la ley.

 

En consecuencia, en la presidencia de la Mesa Directiva nos corresponde velar por el cumplimiento de la legalidad en los actos y situaciones que se presentan en este órgano legislativo. como hasta el momento se ha hecho, lo que implica ordenar la realización de los movimientos reglamentarios y administrativos procedentes, como lo es la disolución de los grupos parlamentarios en referencia. en observancia de las permanentes jurídicas aplicables.

 

En conclusión. no se trata de un acto que atente contra la pluralidad en el Senado sino que es el cumplimiento de la Ley y el Reglamento.

 

Lee esta artículo publicado por el periódico El Universal AQUÍ.

Se actúa con apego a la Ley en la disolución de los Grupos Parlamentarios del PRD y PES en el Senado

La resolución administrativa cumple con la Ley Orgánica del Congreso General y el Reglamento del Senado de la República, al no contar con al menos cinco senadores integrantes.

 

En relación a los comunicados relativos a la disolución de grupos parlamentarios en el Senado de la República reafirmo que hemos actuado con apego a la ley.

Ningún acuerdo ni arreglo pueden estar por encima de los ordenamientos legales.

No hay ningún ardid. Simplemente existe la ley.

El pleno del Senado probó a las senadoras y senadores que integran la Comisión Permanente como individuos, no como grupo. Por ello su presencia en la misma, y sus derechos, están a salvo.

Sen. Mónica Fernandez Balboa, Presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República.

 

 

Ve una de las entrevistas de la Sen. Mónica Fernández Balboa sobre el tema AQUÍ.

 

 

Comisión Permanente condena el hecho ilícito contra la Dip. Francis Anel Bueno Sánchez

Versión estenógrgáfica del pronunciamiento realizado por la presidenta de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, la senadora Mónica Fernández Balboa.

 

Honorable Asamble, como es de su conocimiento, el pasado 20 de mayo esta Comisión Permanente emitió un pronunciamiento realizando un llamado urgente a las autoridades del gobierno de Colima y al gobierno Federal, así como a las fiscalía local y general de la República respectivamente, con la finalidad de que implementaran las acciones necesarias que permitieran la coordinación para intensificar la búsqueda y pronta localización de la diputada local del estado de Colima, Francis Anel Bueno Sánchez, desaparecida el pasado 29 de abril 2020.

 

De manera lamentable, el día de hoy contamos con información reportando la aparición, el día de ayer, del cuerpo de la legisladora en una fosa clandestina en dicha entidad federativa.

 

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión expresa sus condolencias a los familiares de la Dip. local Francis Anel Bueno Sánchez, y condena enérgicamente el hecho ilícito del que fue objeto y demanda a las autoridades competentes que se realicen las investigaciones correspondientes para llegar al pronto esclarecimmineto de tan lamentables hechos y se aplique el castigo a quienes resulten responsables.

 

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente, 3 de junio del 2020.

Fortalecer cooperación internacional para enfrentar la pandemia: MFB

  • Urge a redefinir la política y construir un nuevo Estado Nacional para combatir las desigualdades que se han agudizado por los efectos del Covid-19.


     
    La presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, hizo un llamado a parlamentarios de América, la Cuenca del Caribe y África a redefinir la política y construir un nuevo Estado Nacional para enfrentar las desigualdades sociales que se han agudizado por los efectos de la contingencia sanitaria global.
     
    La legisladora participó en el “Diálogo Político Interparlamentaria, en pro de acciones para la atención de los impactos derivados de la pandemia de Covid-19”, que se llevó a cabo en el Foro Parlamentario de África y América Latina y Caribe (AFROLAC).

 
En el encuentro, Fernández Balboa se pronunció por fortalecer la cooperación y coordinación internacional para establecer programas especiales y acciones específicas a proteger a niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad, así como a revisar las políticas públicas para erradicar la violencia intrafamiliar, que se ha endurecido en todos los países por el confinamiento.
 
“Esta situación requiere como nunca una cooperación reforzada entre las naciones, en coordinación con las presidentas y presidentes del FOPREL, procedemos a la elaboración de los lineamientos para la implementación de una agenda regional de prevención y respuesta a los impactos adversos derivados del Covid-19 y otros eventos epidemiológicos”, agregó.


 
Se trata, explicó, de una agenda regional integral, incluyente, innovadora, que marca una hoja ruta con acciones fundamentales que se podrá desarrollar en conjunto para lograr una plataforma de cooperación del más alto nivel, entre todos los países participantes y en coordinación con instancias internacionales.
 
En la “Declaración conjunta del Foro Parlamentario de África y América Latina y Caribe, los legisladores expresaron su solidaridad a todas las personas, familias y países, que han sido afectados por la Pandemia del COVID-19 y pidieron que la vacuna sea gratuita para toda la humanidad.


Además, reconocieron a los profesionales de la salud en los diferentes campos y niveles de acción, por su alto compromiso en pro de salvar vidas humanas y lograr que los servicios esenciales, funcionen de la mejor manera posible.



También exhortaron a  la Comunidad Internacional, Estados, Organismos Multilaterales, Sector Privado, Comunitarios, y Organismos no gubernamentales, a fundamentar todas sus iniciativas y acciones en los principios de solidaridad, igualdad social, cooperación desinteresada, paz, armonía y generosidad.
 
Así como iniciar paulatinamente un proceso mundial de aplicación de los recursos, para la vida, la paz, la equidad, la democracia y la justicia.

Por último, hicieron un llamado a los organismos multilaterales de crédito, así como a los acreedores bilaterales y tenedores de bonos soberanos de los países en vías de desarrollo a “declarar un alivio a la deuda externa de los mismos que incluya su reestructuración en forma integral y justa, así como la condonación en los casos que ameriten.


 
El senador Jorge Pizarro, presidente del Parlamento Latinoamericano y Caribeño, dijo que para enfrentar la crisis sanitaria se necesitan planes especiales que permitan recuperar la actividad económica, el empleo y una protección de las familias para que puedan mantenerse en sus hogares.
 
Esto, advirtió, “con el agravante de que no tenemos garantías de que se vayan a mantener las cadenas de suministros en el área alimenticia”.


 
Benchamach Abdelhakim, presidente de la Cámara de Consejeros de Marruecos, asentó que se trata de una situación excepcional, que nos enfrenta a nuevos desafíos y eso nos insta a trabajar en un programa común, porque las consecuencias de la pandemia serán más difíciles de lo que podemos pensar.

Solicitud a Congresos locales para garantizar derechos políticos de las mujeres

  • La presidenta del Senado pidió a legislaturas locales que expidan la legislación sobre paridad y violencia política de género para que se pueda aplicar durante los próximos comicios.

 

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, dirigió un oficio a los presidentes de los congresos estatales para solicitarles que expidan la legislación local sobre paridad y violencia política de género, con el propósito de que se pueda aplicar durante los próximos comicios y así garantizar los derechos político-electorales de las mujeres. 

 

La senadora dijo que con las reformas que aprobó el Congreso de la Unión y que ya se publicaron, se sentó un precedente importante para las entidades federativas para garantizar la paridad de género, prevenir y sancionar la violencia política de género.  

 

Así, apuntó la legisladora “hemos dado dos pasos significativos, pero requieren de un seguimiento puntual” para asegurar que estos cambios cumplan con los propósitos para los que fueron aprobados, “ya que la paridad de género se enfrentará con obstáculos de todo tipo, empezando por la falta de una armonización legislativa en las entidades”.  

 

Sin duda alguna, acotó, a partir de estas disposiciones, los congresos locales contarán con disposiciones marco que les permitirán adecuar las leyes locales, una tarea que deberán realizar preferentemente antes de que concluya este mes de mayo, para que las modificaciones sean aplicables en las elecciones que se celebrarán el próximo año. 

 

La paridad de género, señaló Fernández Balboa, es un derecho reconocido por nuestra Ley Fundamental y, al menos, por las Leyes Generales de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, de Instituciones y Procedimientos Electorales, del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, de Partidos Políticos, en Materia de Delitos Electorales y de Responsabilidades Administrativas, gracias al decreto que se publicó en el Diario Oficial en abril pasado.  

Esto mismo ocurre con la violencia política de género, cuyas figuras, procedimientos, sanciones y atribuciones asociadas también están vigentes desde el 14 de abril de 2020, agregó.

 

Mónica Fernández Balboa recordó que en este contexto presentó un punto de acuerdo el 20 de mayo de este año, para exhortar a los congresos de las entidades federativas a expedir, preferentemente previo al inicio del proceso electoral de 2021, la legislación correspondiente que reconozca, regule y sancione la violencia política por razones de género.

 

“Buscamos que estas reformas hagan un Estado más equilibrado y paritario, que nos ayude a eliminar los obstáculos del desarrollo político de las mujeres; que hemos construido juntas y juntos y que nos hacen imaginar en un mejor futuro para México y las mujeres que vivimos en este gran país”, expresó.

 

Reiteró que hace apenas dos meses, el tema de la igualdad entre hombres y mujeres era el principal tema de discusión nacional. Sin embargo, agregó, la irrupción del coronavirus impuso nuevas prioridades nacionales que merecen toda nuestra atención, “pero no podemos dejar de trabajar por un México más igual, más justo y más generoso con las mujeres”.