Mundo convulso

En los últimos tiempos el mundo está vivien­do circunstancias de gran incertidumbre y un sinnúmero de situaciones complicadas de las que México no es ajeno. La agenda in­ternacional presenta escenarios en distintos lugares que requieren de un trabajo intenso de negociación y diálogo para encontrar so­luciones. En ese sentido, la conducción de la política exterior corresponde legalmente al Ejecutivo Federal. Sin embargo, es una res­ponsabilidad compartida con el Senado de la República, el cual tiene un papel fundamen­tal en el análisis y seguimiento, así como en el acompañamiento del papel que desempe­ña nuestro país en el entorno global.

Las relaciones internacionales pasan por condiciones difíciles. En el terreno eco­nómico las diferencias entre las economías más fuertes, entre las que ubica nuestro país han obligado a renovar los instrumen­tos que facilitan el intercambio comercial. Por eso, la Cámara de Senadores ha dado especial seguimiento y ha actuado con opor­tunidad en la aprobación del Tratado con Estados Unidos y Canadá. De lo que se trata es aprovechar todos los mecanismos exis­tentes para impulsar el desarrollo nacional y propiciar que se traduzcan en mayor bien­estar para nuestra población.

En el ámbito político, México está re­cuperando un papel más activo para con­tribuir, con apego estricto de los principios constitucionales de política exterior de li­bre determinación, no intervención y res­peto y promoción de los derechos humanos, en los procesos que se están viviendo en otras naciones, en especial en la región lati­noamericana.Más recientemente, estamos al pendiente de lo que ocurre en el ámbi­to mundial, ante riesgos para la paz, como son los acontecimientos en Medio Oriente. México ha insistido en la necesidad de evi­tar las confrontaciones armadas y recurrir al Derecho Internacional, así como a los me­dios diplomáticos para resolver las diferen­cias entre los países. La frágil situación que vivimos exige de prudencia, sensibilidad y desplegar todas las posibilidades de la nego­ciación para lograr los acuerdos necesarios entre todas las naciones. En sentido, el Sena­do mexicano está muy atento de la evolución de las situaciones complejas y está trabajan­do de cerca con los responsables de las re­laciones internacionales para que México participe, de manera soberana y al mismo tiempo solidaria, en un concierto interna­cional más justo y armónico que promueva el desarrollo de todas las naciones.

Texto publicado por la Sen. Mónica Fernández Balboa en diario Tabasco Hoy AQUÍ

Solidaridad con los migrantes


Texto publicado por la Sen. Mónica Fernández Balboa en diario Tabasco HOY

LA MIGRACIÓN ES UN FENÓMENO QUE SE PRESENTA EN DIVERSAS PARTES DEL MUNDO. 

En nuestra historia, los mexicanos hemos tenido una tradición hospitalaria con los migrantes. Durante 2018, han entrado a nuestro país por la frontera sur un número importante de centroamericanos. Se trata de mujeres y hombres, jóvenes e incluso niñas y niños que se han visto obligados a salir de sus comunidades de origen en busca de una oportunidad de sobrevivencia. 

Ya son varios miles los que están atravesando por el territorio nacional y a quienes el Estado mexicano debe brindarles apoyo humanitario. Diversas instituciones públicas del Ejecutivo Federal, al igual que la CNDH, se han aplicado en atender a los grupos de migrantes. 

En el caso de la Cámara de Senadores, se integró un grupo de legisladoras y legisladores para coadyuvar con el trabajo que llevan a cabo estas instituciones. En este sentido y destacando el trabajo realizado por la CNDH, que emitió medidas cautelares para que las autoridades federales y estatales brinden seguridad en los recorridos carreteros en los trayectos de las distintas caravanas, nos hemos sumado a esta solicitud, así como para que el gobierno federal aplique el marco legal para registrar y tener el control necesario respecto a los extranjeros que se internan en el país. 

Es indispensable que todo el Estado mexicano, en sus tres órdenes de gobierno y sus tres Poderes, respalde este paso con ayuda humanitaria para que los migrantes puedan tener garantizada su integridad y de ser posible, los grupos más vulnerables puedan tener acceso a medios de traslado adecuado como los menores no acompañados, las personas con discapacidad y las mujeres embarazadas. La migración es un fenómeno que se presenta en diversas partes del mundo y México no es la excepción.

Por eso, es muy importante que nuestro país adopte y aplique los principios y normas que se plantean el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. A través de este mecanismo internacional se tratará de orientar adecuadamente una situación que obedece a múltiples factores, pero que en el fondo tiene que ver con la necesidad humana de buscar mejores condiciones de vida.

Lee esta columna publicada en diario Tabasco Hoy AQUÍ

Democracia participativa

Texto publicado por la Sen. Mónica Fernández Balboa en diario Tabasco HOY

Lamentablemente, aún hay quienes piensan que la democracia se agota cada tres o seis años para elegir a los gobernantes o representantes políticos y que luego no hay que volver a consultar a quienes otorgaron el mandato. Tenemos derecho a opinar, los tiempos en que sólo tenían voz algunos grupos o sectores, ya sea desde los partidos o de organizaciones, que se arrogaban la representación de toda la sociedad deben terminar.

El ejercicio de consulta nacional del nuevo aeropuerto internacional de México inauguró una nueva forma de hacer las cosas en el país. Las decisiones importantes dejaron de tomarse de manera cupular. De ahora en adelante, nada será igual. La población dio nuevamente una muestra de madurez al intervenir directa y ordenadamente en una consulta inédita, que el próximo gobierno voluntariamente se comprometió desde la campaña a respetar. 

Está sucediendo un cambio profundo. Se trata de construir un nuevo régimen, una forma distinta de hacer política para el beneficio colectivo. Estoy convencida de que siempre será mejor preguntar a la ciudadanía que ignorarla. No hay que tener miedo a escuchar y acatar las decisiones de las mayorías.

El resultado más trascendente de la consulta es este, que tengamos confianza en los ciudadanos. Si los escuchamos, si mantenemos el diálogo abierto, avanzaremos en la construcción del país que todos anhelamos. Cuando el gobierno o el poder legislativo tengan que tomar decisiones trascendentes, es indispensable consultar al pueblo. Tal vez algunos se sienten desconcertados y temerosos. Es natural, porque venimos de una larga noche en que la voz del pueblo fue ignorada.

Si bien nuestra Constitución reconoce ya el derecho de los ciudadanos a participar en consultas de interés nacional, consideramos que debemos ir más allá, por eso proponemos adicionar las figuras de referéndum y plebiscito. Esta es la nueva realidad, esta es la forma en que aspiramos a que se gobierne el país. Esta es la 4ta transformación de la República.

Lee esta columna publicada en diario Tabasco Hoy AQUÍU